Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2010

Pollos y Calvos

Justo ahora que comencé mi época de viajes tiene que venir el Sr. Presidente a realizar esas declaraciones tan pintorescas.

Hay que ver como hago para explicar a la gente de otros países que no dijo lo que toda la prensa dice que dijo.

Lo efímero de la vida

Hace unos días un bloguero me visitaba por La Paz y ambos estuvimos a un segundo de morir, afortunádamente además de unas lesiones leves y el destrozo de mi auto no pasó nada más.

Esas cosas te hacen pensar.

Hace casi tres años comencé a entender de que trataba esto de tener un blog, y en parte -en muy buena parte- fue gracias a una pelea a la que no recuerdo como llegue entre dos blogueros bolivianos, que me hicieron notar algunas tendencias y grupos definidos que en esa época existían en lo que creo fue el auge de los blogs en Bolivia. (un auge que sirvió más para pelear que para construir me parece).

Hoy leo en el blog de Joup que uno de los compañeros ya no esta más con nosotros, saludos desde acá, seguro no supiste que indirectamente y sin pensarlo me metiste a esto de escribir y conocer a tanta gente.

Los Militares y la seguridad ciudadana

Esta semana en El Salvador se dieron a conocer las cifras de los asesinatos en lo que va del año (hasta el 14 de marzo), la cifra refleja un incremento en comparación con el promedio del 2010, afortuandamente en Bolivai etsamos muy lejos del promedio de 12.2 muertes diarias, sin embargo este no es el punto que busco analizar ahora.

Desde noviembre del año pasado las Fuerzas Armadas apoyan el plan de se seguridad en ese país centroamericano, y por lo que se ve en las cifras de resultados no sólo no se soluciona el problema sino que las calles se han puesto más violentas.

El análisis simple puede esconder profundidades importantes, sin embargo, para aquellos que ven a los militares en las calles como una solución, habría que pedirles que -como en toda ciencia- se pongan a estudiar antes de proponer salidas ineficientes en todo el mundo.

No pues, Señor Presidente

Había escrito una entrada sobre la elección, pero después de escuchar al Señor Presidente en su conferencia de prensa escribo uno más:

Señor Presidente:

- Usted perdió, podía ganar en todo el país pero la derrota en La Paz lo jode, lo jode porque quiera o no: si La Paz para usted no puede ir a su trabajo. Porque La Paz lo ve pasar a diario por sus calles y no hay nada más jodido que ser Presidente y no poder llegar a la Plaza Murillo.

- Amenazar a Juan del Granado fue un exceso -Señor Presidente- porque eso demuestra que usted, con todo respeto, es muy desleal para amenzar a un aliado con la cárcel. Esa postura sólo podía generar miedo o indignación y usted debería saber que a los paceños nos irrita que nos quieran a ver la cara de boludos o de cobardes.

- Que nos vengan a ofrecer trenes esta bien, pero -señor Presidente- ¿dónde quedó la mística del MAS? ¿Cómo permitió que nos traicionasen con un plan de gobierno inexistente? ¿Por qué permitió que la campaña sea más light que la de Maclea…

¿Acá hay un gato encerrado?

Hay algunas cosas que no terminan de gustarme en esta elección (además que mi candidato perdió), yo hace años que no voto por nadie y hace años también que mis candidatos pierden, lo que no se verá muy bonito en mi currículum, por suerte no vivo de esto del asesoramiento político. Entre las ideas que me nacen para escribir en los próximos días están:

- En Sucre en la época de la Asamblea Constituyente, cuando se discutía el tema de los dos tercios, se escuchó mucho el arrepentimiento por no haber presentado un frente "paralelo" que habría permitido acaparar la Asamblea, o al menos llegar a los dos tercios de control.

El sistema de respeto de minorías de la Asamblea permitía pensar en esta posibilidad....pero no resultaba factible para una elección presidencial en la que sería absurdo mandar a un frente paralelo, sin embargo el sistema de elección departamental si permite que puedas presentar dos frentes y asegurar una victoria sobre el 85% gracias -en parte- a la misma oposic…