La función de un abogado

Transmitir información de calidad, esa es (o debería ser) la función de un abogado en un proceso contradictorio.

Esta función es cumplida en la medida de que se desarrollen capacidades específicas que permitan recolectar la información, organizarla, evaluarla, clasificarla y claro transmitirla eficientemente.

La función de un abogado NO es especular, NO es buscar términos extraños para hacerse lo suficientemente incomprensible como para sonar brillante, NO es mentir, NO es construir ficciones, NO es cambiar la realidad en el papel y convencer a la gente de la realidad de esa irrealidad (increíble como se discute sobre normas en un papel como si cambiaran algo) y definitivamente la función de un abogado NO es entregar dinero a otro abogado.